Se acercan días de celebraciones y de gran consumo en los que la gente ya ha empezado a consumir desenfrenadamente. Un hecho motivado por festividades como el Black Friday y el Cyber Monday, y que incitan a buscar y a adquirir las mejores ofertas y rebajas del año. Por un lado, se trata de una etapa en que los comercios cuentan con una oportunidad única para realizar sus mejores promociones y así incrementar sus ventas de forma masiva. Por otro lado, las personas pueden tener más y mejores oportunidades para adquirir sus artículos más deseados y los regalos de navidad. Sin embargo, esta actividad puede convertirse en algo poco saludable si no se toman las precauciones necesarias para evitar riesgos psicológicos. Dejarse llevar por el consumismo y gastar demasiado dinero puede conducir a un trastorno por adicción a las compras.

¿Qué es la adicción a las compras y en qué consiste?

La llamada “adicción a las compras” es un trastorno psicológico que se desarrolla cuando realizar compras deja de ser una actividad cotidiana, para convertirse en una necesidad. En esta nueva situación, ya no se trata de un deber para subsistir o una actividad lúdica, sino que la persona las lleva a cabo para satisfacer una serie de necesidades emocionales.

Este fenómeno adictivo también se conoce como “compras compulsivas” y con el nombre de oniomanía. Su efecto se basa en provocar a la persona afectada un deseo irrefrenable de comprar sin parar adquiriendo todo tipo de productos que no necesita, y motivado por una explicación psicológica específica que sólo ella conoce. En consecuencia, ésta no es capaz de controlar sus impulsos y acaba gastando más dinero del debido hasta niveles peligrosos.

Consecuencias de comprar compulsivamente

Este comportamiento abusivo de las compras puede llegar a agravar sus efectos si no se trata debidamente en el momento oportuno. Cuando un individuo padece de adicción a las compras experimenta síntomas como ansiedad, falta de control y sentido de culpabilidad.

Entre las consecuencias más frecuentes de la adicción a las compras se encuentran:

  • Gastar más dinero del necesario y disponible
  • Pérdida de los ahorros familiares
  • Endeudamiento e impagos en las facturas
  • Pedir créditos bancarios para cubrir los recibos y necesidades básicas
  • Problemas familiares, laborales y sociales
  • Decir mentiras, excusas y ocultar información para ir de compras
  • Reducción de la eficacia y la productividad en el trabajo
  • Cometer pequeños actos delictivos para conseguir dinero
  • Abandono de las relaciones sociales con los amigos y conocidos cercanos

Los síntomas de adicción a las compras

Para que la enfermedad no vaya a más y no se convierta en una situación de riesgo, tanto para la persona adicta como para su entorno cercano, es fundamental detectarla a tiempo. Para ello, deberá prestarse atención a su conducta con regularidad y ver si se han producido cambios importantes. Si el individuo experimenta frecuentemente algunos de los siguientes síntomas, entonces existe la posibilidad de que haya empezado a padecer un caso de dependencia a las compras.

Síntomas de adicción a las compras más comunes:

  • Sensación de culpa por haber gastado demasiado dinero
  • Baja autoestima
  • Sentir bienestar y satisfacción cada vez que se hacen compras
  • Poca habilidad para relacionarse con otras personas
  • Dar poco valor a las cosas que se han comprado o que se tienen en propiedad
  • Bipolaridad
  • Episodios de ansiedad, depresión y de vacío cuando no se realizan compras
  • Padecer frustración continuamente

Causas de la dependencia a las compras

La adicción a las compras no es un trastorno psicológico que aparezca de la noche a la mañana, sino que viene dado por unas circunstancias concretas. Según las características y las vulnerabilidades mentales de la persona adicta, éstas inciden con mayor o menor grado en su personalidad y acaban transformando su conducta.

Las circunstancias que pueden incentivar un comportamiento adictivo pueden ser internas y/o externas. En el primero de los casos, se trataría de carencias emocionales, rasgos de la personalidad y factores genéticos. En el segundo de los casos, puede deberse al contexto social, a tendencias consumistas, a influencias, al entorno social cercano, etc.

A pesar de que el perfil de cada persona dependiente a las compras es diferente, existe una serie de causas que por lo general pueden haber influido con mayor intensidad en su comportamiento. Algunas de ellas son:

  • El entorno capitalista y consumista de las grandes ciudades
  • La publicidad masiva en los medios de comunicación
  • La posibilidad de comprar por Internet
  • Las redes sociales y las comunidades virtuales
  • La obsesión por cuidar de la apariencia física
  • Contar con una baja autoestima
  • La necesidad de cubrir alguna carencia emocional
  • Haber recibido una educación sin ningún tipo de restricciones
  • Los problemas e inquietudes personales del día a día
  • Relacionarse con amistades tóxicas

Consejos y tratamiento para la adicción a las compras

La adicción a las compras siempre empieza con un abuso a la hora de gastar dinero y adquirir productos innecesarios. Es decir, realizando compras compulsivas de artículos que no responden a un deseo o necesidad específicos por parte de la persona. Si se fomenta esta conducta, evoluciona hasta la dependencia y luego se transforma en una adicción.

Para evitar el padecimiento de un trastorno adictivo como la adicción a las compras, se recomienda:

  • No comprar cuando se esté triste
  • Ir de compras siempre con el acompañamiento de otra persona
  • Hacer siempre la lista de la compra y no gastar más de lo indicado
  • Tener un presupuesto claro
  • Reflexionar sobre si se acostumbra a acumular demasiadas cosas en casa

Amasterapia es un centro de tratamiento de adicciones en Valencia que utiliza la terapia conductual. Con ella, se puede reeducar al paciente para que aprenda a evitar abusos y no lleve a cabo malos hábitos que pueden perjudicarle psicológicamente. Contacta con nosotros y te informaremos sobre el mejor tratamiento de rehabilitación.